Mi historía en el negocio desde que llegué en 2012 (en lo más resumido que pude hacer jaja).
Mi idea no es aburrirlos con mi historia personal pero pasa que quiero mostrarles los pasos importantes que tomé para ir avanzando.

1. f/1.4 – Empleado en la semana & Freelance en los findes (2012) 

Considero que ahí fue mi principio. Vine a vivir acá en Buenos Aires desde el exterior. Sin experiencia y sin contactos. Estuve trabajando haciendo traducción + algunos laburos ocasionales muy chicos de diseño en la semana.
Sin entrar mucho en detalle, de alguna forma logré presentarme en una productora en zona sur. Les gustaron las fotos que pude juntar de lo poco que hice en Israel y me mandaron a cubrir como 5 eventos de segunda cámara y sin pago. Era mi “prueba“ digamos. Yo solo quería juntar material y sumar experiencia así que ni me importó no recibir dinero a cambio (cosa que está mal, pero bueno).
Después de esa corta experiencia, agarré el material que junté y lo llevé a presentar en otra productora acá en CABA. Les convenció lo que presenté y me mandaron a un evento de prueba (segunda cámara). De ahí, cada tanto me pasaban algún evento. Siempre de segunda. La verdad, estuve feliz. Poder recibir dinero por hacer algo que me gusta? Genial! Aparte los chicos que conocí trabajando allá son lo mas. Una excelente experiencia que a veces extraño. No voy a decir cual productora fue pero aprovecho para saludarle a la persona que me contrató en ese momento y siempre confió en mi y se lo agradezco!
(Sé que estás acá C. Un abrazo!)

2. f/2.8. – Freelance – Solo cubrís eventos para productoras o como segunda cámara (2013)

De a poco, trabajando para la productora, fui conociendo más fotógrafos. Pude agarrar más trabajos de segunda cámara y prácticamente llegué a un punto donde pude dejar mi trabajo de traducción y enfocarme en los eventos.
En esa etapa también ofrecía sesiones de novios y de familia y de vez en cuando, salía alguna sesión. De todas formas, estuve dispuesto a realizar cualquier trabajo fotográfico.

Cual fue mi punto de salida de esta etapa? Una combinación de administración aceptable y un poco de suerte.

En esa época, mi página web era un desastre. Una mezcla de fotos personales y algo de sesiones familiares. No era mi intención vender sesiones familiares y no me convencían las fotos que tenia de parejas.
Con la idea de atraer a más parejas (pero del estilo que buscaba), le ofrecí a un amigo modelo sacarle fotos a el y a su novia a cambio que me permitan usar las fotos para promocionarme. Pude elegir a los modelos, la vestimenta y el lugar.
No se como no se me había ocurrido antes. Con un control total de casi todos los aspectos importantes, hicimos las fotos y chau.
Saqué todo lo innecesario de mi web y dejé solo las fotos de esa sesión.
Creo que en el mismo mes, cerré mis primeros dos eventos propios. Ambos para el fin del mismo año. Una en Córdoba (ni idea como fue que los primeros que me contrataron eran de otra provincia) y la otra en una quinta acá en zona norte.
Suena fácil? Si. Fue fácil. Quizás era suerte o quizás era mi obsesión para llegar a la primera página de Google (cosa que hoy ya no importa realmente. Salvo si quieren pagar bastante por anuncios). Cuanto les cobré? Creo que eran $500USD. Era barato.
Antes del fin de ese año (y aún antes de cubrir las bodas antes mencionadas), pude cerrar otro evento más para 2013 y creo que alrededor de 3 eventos más para 2014.

3. f/4 – Independiente. Precio promedio/bajo dictado por los que el considera su competencia (2014)

2014 fue un año clave para mi. Las fotos de las 2 primeras parejas que me contrataron en la etapa anterior en combinación con la cantidad de amigas (que estaban por casarse) de esas novias me trajeron muchas consultas y generaron bastante interés en mi trabajo. Lo púnico que hice fue compartirlas en FB.
No me importaba la cantidad de bodas en ese entonces. Quería cerrar más y más. El tema era el precio. Estuve lleno de consultas, más que nada de conocidas de aquella novia que me contrató el año pasado. Pensé “si paso barato a una, todas van a querer el mismo precio y después chau. Nunca voy a poder aumentar”.
Me daba miedo. Miedo de quedarme atrapado en un circulo de clientes que no quiere/no puede pagarme lo que creía que era el valor de mi trabajo.
Realicé mi estudio de mercado y saqué conclusiones. “Mi trabajo es mejor del trabajo de fotógrafo “x“ que cobra tanto, pero inferior al trabajo del fotógrafo “y“ así que voy a cobrar un intermedio”.
Terminé pasando el doble. Así de una. De $500USD a $1000USD. Obviamente mejoré mis textos de presentación, armé un PDF más lindo de presupuesto con mis nuevas fotos y  chau. O me lo aceptan o me dedico a otra cosa.
En realidad, el precio era aceptable. No importa que perdí un montón de dinero al no aplicar ningún ajuste sobre los saldos a pagar. Que sabía yo de la economía Argentina… ya fue. Al momento de entenderlo, empecé cobrar ajustes.
Pude llenar la primera mitad del año con eventos. Solo bodas y a un precio que me dejaba tranquilo.
Sesión de novios, civil, back novios, ceremonia y fiesta por $1000USD.

$1000USD por cubrir una boda? Me esfuerzo 15 horas y chau! En serio? No.

De repente me encontré con 10 bodas a editar. A mitad de temporada! Cuanto tiempo piensan que tardé en editar todas? Cubrí 17 bodas entre febrero y mayo de ese año. Era una cantidad de trabajo que no supe como procesar.
Decidí que para la segunda mitad del año, aumento más. Y si ya aumento más, porque no aumentar 50%? Vamos con $1500USD. Me alejo de fotógrafo “x“ pero aun cobro menos que fotógrafo “Y“ así que por ahí los que no lo contratan a el, me contraten a mi.
Creo que cerré 8 bodas para el segundo semestre. Gané un poco menos pero la carga de trabajo bajó por la mitad.

4. f/5.6 – Independiente con propuesta diferente que cobra más de su competencia (2015-2017)

Después de un 2014 lleno de trabajo y algunos reconocimientos a nivel local e internacional, decidí seguir aumentando los precios un poco más. Estuve motivado, que les puedo decir…
Renovar a los equipos ya era necesidad, mi compu ya apenas anduvo y aparte quería viajar a ver a mi familia en Israel.

Un fotógrafo de presupuesto intermedio, puede cobrar 4000-5000USD por boda en EEUU y esto sería barato en muchos casos allá.

Y si, acá es otro mundo, la gente gana menos, algunas cosas de la vida son mas baratas acá. Lo que no es barato acá son los equipos fotográficos, las computadoras y demás cosas que necesitamos para realizar nuestro trabajo. Es más, alguno de ustedes entró alguna vez a un local de Nikon en Baires? Espero que no…
Casi todo lo que tenemos que comprar, lo compramos en efectivo, en un pago y sin ninguna ayuda de parte del estado.
En realidad, solo podemos obtener lo que necesitamos viajando o comprando a importadores. Si vos tenes equipos profesionales que realmente sirven para cubrir bodas y encima, en las condiciones que tenemos acá (la gran parte de una boda es oscura), seguro invertiste entre $5000-$15000USD.
2 bodies, al menos 2 lentes luminosos, 2 flashes, compu, memorias, correas, pilas y mas. Si haces vídeo, me imagino que pusiste mas.
Estás prácticamente trabajando con equipos todo importados (probablemente de manera no manera) de alta gama. Tus clientes no te pagan solo por tu arte. Tu arte se logra gracias a toda esta inversión.
Cuanto vale tu arte en si? Depende de vos.

De nuevo, estudio de mercado. “Cuanto cobra el que más cobra acá? Quiero poder cobrar igual o más que el. Como hago?“

Como me diferencio? Con mejores fotos? Es algo tan subjetivo. Aparte la mayoría de la gente no ve la diferencia entre los trabajos de los fotógrafos que tienen estilos parecidos.

Ahí fue que me puse a aprender todo lo que es Copywriting. No sé como se dice en Castellano pero en corto, es el arte de transformar palabras en dinero.
Pensé que quizás los clientes potenciales no pueden distinguir entre mi trabajo y el de un colega que trabaja bien y cobra la mitad, pero seguramente saben leer, tienen emociones, deseos, miedos y demás.
Trabajé más en mi presentación, en mis comunicación y en mi propuesta.

De a poco fui aumentando los precios y bajando la cantidad de bodas.

5. f/8 – Independiente enfocado (2017-2018)

Yo? Enfocado? No se si el término es el adecuado o ni siquiera si realmente llegué a esta etapa.
Lo que si sé, es que mi trabajo no es el mejor.
También sé que cobro bien (y en dolares) y no tomo más de 15 bodas por año. Tengo menos consultas también, respondo menos mails pero los que me consultan, lo hacen porque me quieren a mi específicamente. Los que cierran conmigo, lo hacen porque me pueden pagar lo que cobro, porque quieren mis fotos y porque saben que si no se apuran, van a perder la oportunidad. Como lo saben?
Y aún creo que sigo mejorando con mi copywriting y la manera que me comunico con mis clientes. La presentación tiene la misma importancia que su calidad de trabajo. Quizás más importancia todavía.

Ni me acuerdo la última vez que tuve que llevar una notebook o tablet a una reunión con clientes potenciales para mostrarles material y convencerlos. En los últimos 2-3 años, creo que solo 2 parejas que vinieron a verme no me contrataron al final. Hay que saber también que decir en las reuniones.

Entienden? No es cuestión de que tu trabajo sea “el mejor“. Es necesario que tus fotos sean llamativas o que se destaquen en una pila de fotos de varios fotógrafos, pero no existe el terminó “el mejor“ en algo tan subjetivo. Existen los que saben presentarse y moverse más, y los que lo saben menos. Quizás tu trabajo no es el más llamativo del mundo, pero no significa que no podes mejorar tu rendimiento como vendedor dentro de la etapa que te guste. Y si, acéptalo, al momento de tratar de cerrar, sos un vendedor. No es algún término negativo. Estás vendiendo tu arte.

Me estoy arriesgando un poco escribiéndoles estas cosas. Puedo parecer arrogante o no se que y está bien. Lo acepto si es parte de tratar de mejorar algo en un rubro que está prácticamente roto. Estoy viendo gente talentosa, gente buena, que se esfuerza mucho y cobra precios realmente bajos. A veces a parejas que realmente invierten una millonada en su boda, y deja a las fotos y el video para lo ultimo. Ellos saben de la importancia que va a tener en sus vidas, pero aún así desvaloran a veces lo que hacemos o lo declaran “caro“. A mi me suena más caro invertir 10-20 mil pesos en cotillón…
Se acostumbraron que la situación es así porque nosotros venimos regalando nuestro trabajo por mucho tiempo ya.
no me entiendan mal, no es guerra ni nada del estilo. Yo amo a muchos de mis clientes, a otros menos, pero todos me respetan al final y me pagan lo que yo considero justo. No me zarpo, no intento cobrar precios de NY acá, pero si cobro lo que me parece justo. Al menos por ahora…

Que piensan ustedes? Que les falta para poder cobrar lo que ven como “justo“? Me pueden responder por privado o mandármelo por mail a ariel@arielnovak.com

Saludos!

Comments

comments